1990
Los actuales sucesores, Amparo y Vicente, adquieren un local en el puerto de Javea donde deciden trabajar solo con las mejores telas del mundo