1893
¡El mercado de las telas estaba en pleno auge! Don Juan Bertomeu Ferrando viajaba de pueblo en pueblo con su carro, lleno de las telas mas exquisitas